El PJ riojano analiza una enmienda constitucional        Diputados hicieron conocer alcances de Ley de Fomento de Energía Distribuida        “El 2019 será el año del despegue definitivo de La Rioja”        Establecieron el Calendario Académico 2019 de la UNLaR        ¿Nuevo cuadro tarifario de Edelar?        Será obligatorio tener las vacunas al día para sacar DNI, pasaporte y licencia de conducir        Melconian aseguró que la economía argentina la maneja el FMI        Obrador y Trump conversan sobre posible plan migratorio
 
sábado 15 de diciembre de 2018
Contacto  Favoritos  
29/07/2018
Nacionales
Cómo está hoy la causa por la muerte de Santiago Maldonado
Este miércoles se cumple un año de su desaparición. Las hipótesis que se sostienen y qué penas podrían caberle a los gendarmes que participaron del operativo.

Este 1º de agosto se cumplirá un año sin Santiago Maldonado. El joven desapareció aquella fecha en el marco de un operativo sumamente irregular y violento de la Gendarmería en la Lof en resistencia Cushamen, Chubut. Su cuerpo sin vida se encontró 78 días después, el 17 de octubre pasado, en el Río Chubut, a 400 metros río arriba de donde había sido visto por última vez. Aún no se sabe con precisión qué sucedió durante aquel procedimiento represivo de la fuerza que conduce la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. La causa que se abrió por el caso, que fue entorpecido por un sinfín de pistas falsas, fue caratulada como “desaparición forzada” y avanza en la justicia federal, aunque es cuestionada por la familia.

A la par del primer aniversario de la desaparición de Santiago, que se cumplirá el miércoles, se esperan novedades en el expediente principal. En los próximos días, las querellas aguardan que se sume a la causa la declaración de Nicasio Luna, el músico chileno que estuvo en la comunidad mapuche junto a Santiago durante la represión de la Gendarmería. El cantautor declaró la semana pasada ante la fiscalía de Aysén, en Chile, y respondió las 49 preguntas que envió el magistrado Gustavo Lleral por exhorto.

“Contó dónde conoció a Maldonado, a la gente de la comunidad Pu Lof y sobre la represión y el detalle de cómo tuvieron que cruzar el río. Luna relató que no sabía nadar, y cruza tomándose de unos sauces, y donde la persona que estaba a cargo del piquete de Gendarmería decía que tenía fuego libre contra las personas”, indicó el abogado de Luna, Lorenzo Morales, a Gustavo Sylvestre en su programa de radio.

De acuerdo al letrado, el cantautor “recuerda que cuando comienza la represión, ellos traspasan los límites de la comunidad y luego lo pierde de vista a Maldonado. Cuando ya todos cruzan el río se da cuenta que no estaba y hay un testigo clave que estaba monitoreando ese aspecto y le comenta que se lo llevó Gendarmería”.

Cuando se incorpore su declaración al expediente, se convertirá formalmente en una declaración testimonial.

A su vez, se está realizando en el INTI un peritaje que busca determinar la perdurabilidad en el agua del DNI de Santiago, que apareció en muy buenas condiciones aquel 17 de octubre. El resultado se conocerá a fines de septiembre, aproximadamente. No obstante, la abogada de la familia, Verónica Heredia, indicó a El Destape que impugnaron el estudio por considerar “que no se conocen aún las condicione a las que estuvo sometido el cuerpo de Santiago por lo que tampoco su documento de identidad”. Es que desde la familia descreen que el cuerpo haya estado en el mismo lugar los 78 días, sobre todo, habiéndose realizado en la misma zona dos rastrillajes previos al hallazgo sin resultados positivos.

La idea de este trabajo, que se inició el de 10 de julio, es constatar si el DNI de Santiago pudo resistir 78 días bajo el agua como lo hizo.

Para la pericia, que desarrolla el Departamento de Plástico del INTI, se utilizan tres muestras de DNI similares al de Santiago, dos de las cuales son sumergidas en diferentes recipientes. “Uno de ellos, en agua estancada conservada en frío a baja temperatura y el otro con simulación de movimiento de agua”, se precisó en un comunicado que se subió a la página desde donde la familia del joven transmite las novedades del caso. En el mismo texto, la familia remarcó que en el estudio “no se reproducirán las mismas condiciones en las que se encontró el cuerpo de Santiago el 17 de octubre de 2017” y se insistió con la necesidad de “convocar un equipo de expertos independientes para poder llegar a la Verdad y obtener Justicia” en el caso.

En palabras de Heredia: “Para la familia la investigación todavía no se inició. Pedimos una investigación imparcial e independiente”, resaltó.

En este contexto, otras de las novedades que se espera en los próximos días es la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia en torno a la decisión de Lleral de declarar nulas las decisiones de Otranto de intervenir las líneas telefónicas de algunos testigos mapuches y de Sergio Maldonado. El tribunal debe ratificar o rectificar la decisión. A su vez, debe resolver también la nulidad de las conversaciones en sí mismas.

Por último, otro paso importante para la causa que se resolverá próximamente es el futuro de la fiscal Silvina Ávila, a quien la familia Maldonado recusó. Entre otras cosas Heredia recordó que la fiscal “fue quien solicitó la intervención del teléfono de Sergio”. Este lunes habrá una audiencia sobre el tema en la Cámara de Comodoro Rivadavia, que deberá tomar una decisión al respecto.

Mientras todo esto sucede, desde la querellas esperan por el testimonio de los mapuches que estuvieron con Santiago el 1º de agosto, sobre todo, en la ruta. Su declaración es central para determinar qué sucedió en la Lof.

Presiones para silenciar

“Para nosotros está claro que el operativo de la Gendarmería fue sumamente irregular y violento y que sin ninguna duda tuvo como consecuencia la muerte de Santiago Maldonado. Y por eso las declaraciones de los mapuches que aún no brindaron su testimonio es muy importante, nos van a permitir terminar de reconstruir qué pasó adentro de la Pu Lof. Nosotros ya sabemos que Santiago Maldonado corría, que lo corrían muy de cerca los gendarmes, que se ahogó y que los gendarmes estaban muy cerca de él y llegaron al río. Ahora necesitamos más detalles. Eso es posible que lo brinden los mapuches que estuvieron con él ese día”, indicaron desde el CELS, que es querellante en la causa.

En los sumarios administrativos que hicieron antes de la aparición del cuerpo, los gendarmes llenaron unas impresiones de Google Maps sobre la zona. “Ellos marcaron un recorrido a mano alzada, con birome, y fueron haciendo flechitas de hasta dónde llegaron y en qué zona del río estuvieron. Marcaron la misma zona hacia donde corrieron los mapuches y Santiago y es la misma hacia donde se encuentra el cuerpo. Después, qué pasó, quiénes vieron, qué hicieron, qué no hicieron, todo eso necesitamos terminar de reconstruirlo”, añadieron desde el CELS.

Pero el temor de los mapuches a declarar tiene sobrados fundamentos. Por eso, a un año del caso, aún no se presentaron quienes estuvieron aquel 1 de agosto de 2017 con Santiago. Están atemorizados. Alrededor de la causa por la desaparición de Maldonado se abrieron distintos expedientes, fogoneados por el oficialismo que respalda a la Gendarmería, en los que se imputa a los mapuches. La gran mayoría los nuclea el polémico juez federal de Esquel, Guido Otranto. Este magistrado aún investiga el supuesto delito del corte de ruta, que fue lo que motivó el operativo represivo de la Gendarmería en la Lof, un año atrás. Allí, por ejemplo, Otranto procesó a Matías Santana y Claudina Pilkiman. Pareciera haberse tendido un mecanismo perverso para silenciar a quienes estuvieron con Maldonado y vieron lo que sucedió. Quien declare ante Lleral puede ser imputado por Otranto, a quien se le pidió el juicio político por su accionar en el caso –luego de mucha insistencia, en septiembre de 2017, fue apartado por la cámara de la investigación de la desaparición de Santiago, que quedó a cargo de Lleral, juez federal de Rawson-.

Lo cierto es que las 19 declaraciones de los gendarmes frente a Otranto tuvieron un montón de inconsistencias: por ejemplo, no fueron claros a la hora de responder quién estaba con quién aquel 1º de agosto cuando ingresaron a la Lof o cuántas veces se disparó una escopeta con balas de goma. Por eso es determinante que los mapuches declaren. Su palabra es central para tener una visión acabada del rol de los gendarmes.

A partir de ahí, se podrá concluir si hubo privación de la libertad de Santiago, lo que es clave para poder hablar de una desaparición forzada. Si no hubo privación, los escenarios que se abren son variados. Podría haber lugar para la figura de un homicidio calificado. Incluso, si los gendarmes vieron a Santiago ahogarse y no lo ayudaron se debiera aplicar la figura de abandono de persona seguido de muerte. Es decir, en el plano penal, hay muchos escenarios abiertos. Hoy, la línea principal, tal como está caratulado el expediente, es la de la desaparición forzada seguida de muerte.

En ese sentido, Verónica Heredia remarcó: “Hoy no hay nada que me descarte que Santiago no fue privado de su libertad”.

Un estudio paralelo, endeble y oportuno

El 26 de julio, el criminalista Enrique Prueger, quien no es parte en el caso, hizo público un estudio suyo en el que afirma que el cuerpo de Santiago no estuvo 78 días sumergido donde fue encontrado, y que, por lo tanto, fue "plantado por alguien". El forense analizó las conclusiones de la pericia oficial y, dijo, trabajó sobre el cauce del río. Distintas fuentes del caso al ser consultadas por El Destape fueron contundentes: criticaron duramente a Prueger.

“Trabajó sobre los elementos que se le ocurrió trabajar. No sobre las fotos oficiales, estudios complementarios oficiales, con los videos de la autopsia ni en el marco del proceso judicial. No tienen ningún tipo de validez”, indicó uno de los consultados. “No se desprende de la autopsia nada de lo que sostuvo”, indicó otra.

Por su parte, la abogada de la familia consideró –y lo hizo siempre- que la autopsia dejó unos “agujeros negros”. En diálogo con El Destape, Heredia aseguró que los peritos de la Corte entonces le dijeron: “Si ustedes nos preguntan si podemos afirmar que Santiago falleció el 1º de agosto, les tenemos que decir que no, no podemos decir esto. Si nos preguntan si podemos afirmar que el cuerpo estuvo siempre en el mismo lugar, solo le podemos decir que estuvo en el mismo hábitat”. “El informe de la autopsia no dice lo que verbalmente nos dijeron”, manifestó la letrada.

Ante este escenario, reclamó que se convoque a Prueger a declarar para que explique qué hizo y cómo lo hizo, en el marco del expediente. “Es la única garantía que tenemos. Sino cada uno dice cualquier cosa sentado en la televisión y lo único que genera es un infierno a la familia”, sostuvo. Y volvió a criticar la pesquisa: “Todo esto es posible porque no hay una investigación seria”.

- 2010 DERIOJANOS.COM.AR -