Casas realizó importantes anuncios en el 427° aniversario de la Policía de la Provincia        Griselda Herrera entregó utensilios para comedores escolares en Arauco        Llegó equipamiento y en pocos días se pone en funcionamiento la Tarjeta SUBE        Autoridades de La Rioja y Chile afianzaron lazos de integración        El Municipio trabaja en conjunto con la UNLaR en materia de ambiente        Irán: EEUU da inmunidad a Israel en su masacre de civiles        Pese a los esfuerzos del oficialismo, proyecto para poner tope a tarifas obtuvo dictamen en el Senado        Duro revés de Dujovne contra Marcos Peña y Quintana
 
miércoles 23 de mayo de 2018
Contacto  Favoritos  
05/02/2018
Internacionales
Rusia impulsa un plan de 10 años para modernizar su Ejército
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha impulsado un ambicioso programa estatal de armamento que prevé modernizar el Ejército y su arsenal y multiplicar la producción de armas en los próximos diez años para que sean las más efectivas y precisas del mundo.

El programa estatal de armamento 2018-2027 (GPV-2027, en sus siglas en ruso), contempla aportar a las Fuerzas Armadas rusas modernos portaaviones, fabricar “superarmas”, así como proveer al Ejército de armas basadas en nuevos principios físicos, según el viceministro ruso de Defensa, Yuri Borísov.

Conforme el proyecto, el 70 % de las tropas terrestres y navales de Rusia deberán ser equipadas hasta el año 2020 con armamento y tecnología modernos, según informó el domingo el diario español La Vanguardia.

El propio Putin había expresado anteriormente su satisfacción por la efectividad de varias armas de producción rusa, usadas desde tierra y mar —los misiles de crucero Kalibr y X-101— que habían sido probadas con éxito en la guerra de Siria.

El trabajo militar en Siria ha demostrado que el armamento y equipo rusos son de los mejores del mundo. Se distinguen por la sencillez en su funcionamiento, por su fiabilidad y por su capacidad de combate, en comparación con sus análogos de otros países”, señaló el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el general Valery Gerasimov.

Para lograr los objetivos del GPV-2027 es necesario además, comprar misiles de crucero lanzados desde el aire y misiles balísticos para submarinos. El Ejército ruso necesita también, nuevos aviones militares como Su-30CM, Su-35 y Su-34, así como cazas de quinta generación Su-57, 24 cazas MiG-35 y diez bombarderos supersónicos Tu-160M2.

En lo que respecta a la defensa terrestre, el Ejército necesitará nuevos sistemas de defensa aérea, modernos tanques T-90 y T-14, acorazados de infantería Kurganets-25 y blindados Boomerang.

Aunque el ambicioso programa de armamento revolucionará el Ejército ruso, las autoridades de este país rechazan que ello tenga como objetivo acelerar una carrera armamentística con EE.UU.

“No se puede esperar de nosotros una escalada de tensiones. Si de alguien puede venir eso será desde el otro lado del océano. Rusia quiere centrarse en un fortalecimiento constante de la capacidad defensiva del país”, asegura a la agencia oficial rusa de noticias Tass el presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación rusa, Viktor Bóndarev.

Las relaciones entre Rusia y EE.UU., llevan varios años en su nivel más bajo desde la Guerra Fría. Desde 2014, los conflictos armados en el este de Ucrania y Siria, así como las sanciones contra Rusia por la anexión de la península de Crimea han marcado esta relación.

 
 
 
 
 
 
 
- 2010 DERIOJANOS.COM.AR -