El Gobierno provincial reconoció a jóvenes deportistas de natación adaptada        Casas pidió a la Nación ampliar el cupo de viviendas para el 2018        El Gobierno decretó el receso estival para la APP        El Municipio implementará Pirotecnia 0 en la ciudad        Brindan recomendaciones para una mejor calidad de vida        Espacio 73 cierra su temporada con las películas más exitosas        El Municipio informa inicio de colonia de vacaciones        Macri abrió el Foro de Inversiones de la OMC        El costo del Pasaporte aumentó casi el doble: saldrá $950        Irán y Turquía repudian decisión ‘errónea’ de EEUU sobre Al-Quds
 
miércoles 13 de diciembre de 2017
Contacto  Favoritos  
29/09/2017
Internacionales
Putin y Erdogan coinciden en el inminente fin de la crisis siria
Los presidentes de Rusia y Turquía coinciden en la existencia de ‘condiciones necesarias’ para poner fin al conflicto sirio apoyando los acuerdos de Astaná.

El mandatario ruso, Vladimir Putin, ha transmitido a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, que los acuerdos sobre Siria logrados en el proceso de Astaná (capital de Kazajistán) son un éxito de Rusia y Turquía, que posibilita una vía para solventar la crisis en el país árabe.

“Se confirma la disposición a cumplir con los acuerdos definitivos sobre la creación de cuatro zonas de distensión en Siria, logrados a mediados de septiembre en la sexta reunión en Astaná”, así ha comunicado Putin en una rueda de prensa que mantuvo este jueves con Erdogan en Ankara, capital de Turquía.

La colaboración entre Moscú y Ankara ha dado un resultado positivo, a pesar de las dificultades, ha precisado el mandatario ruso para luego añadir que estos acuerdos son sumamente importantes y pueden considerarse como un éxito de ambos países.

Putin ha enfatizado que en Siria “fueron creadas todas las condiciones necesarias para acabar con la guerra fratricida”.

El dirigente ruso ha acordado con su homólogo turco en continuar estrechos contactos a través de las Cancillerías, los servicios especiales y militares para mantener una coordinación conjunta que permita resolver la crisis en Siria y otros problemas regionales.

Por su parte, Erdogan ha confirmado su disposición a continuar la cooperación con Rusia para una solución política al conflicto sirio al subrayar que examinada la situación en el país árabe, incluyendo en Idlib, se puede estar satisfecho con los resultados de los acuerdos de Astaná.

Ambos mandatarios también han abordado el resultado de la consulta secesionista ilegal celebrada el lunes en la autónoma región del Kurdistán iraquí y el proceso de la construcción de la planta nuclear de Akkuyu en Turquía.

En la sexta ronda de las consultas sirias de Astaná, celebrada los días 14 y 15 de septiembre, Rusia, Turquía e Irán –los países garantes de la tregua en Siria– anunciaron la creación definitiva de la cuarta zona de desescalada en la provincia siria de Idlib, en adición a otras tres creadas con anterioridad: en el suroeste del país (Al-Quneitra, Suwaib y Daraa), como también en Guta Oriental (situado en los alrededores de la capital, Damasco) y al norte de la ciudad de Homs.

Estas zonas persiguen el objetivo de lograr el cese de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, impulsar la lucha antiterrorista, afianzar el armisticio vigente desde finales de 2016 y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

- 2010 DERIOJANOS.COM.AR -