Sheij Feisal Morhell: “Si todos conocieran la palabra del Islam, la seguirían”        Recuerdan medidas de prevención para evitar el cáncer de mama        Expoalimentaria en el Paseo Cultural        La Rioja cerró el Congreso Argentino de Educadores Musicales        Díaz Bazán dio apertura al Registro Provincial de Pacientes Electrodependientes        Casas llamó a acompañar a hombres y mujeres comprometidos con La Rioja        Ulapes celebró su 320º aniversario        Cristina Kirchner conmemoró el Día de la Lealtad con un acto multitudinario en la cancha de Racing        Macri ya tendría elegido al primer funcionario que despedirá después de las elecciones        Cataluña repudia provocativo arresto de líderes independentistas
 
martes 17 de octubre de 2017
Contacto  Favoritos  
25/09/2017
Internacionales
Víctimas civiles es ‘el precio’ para derrotar a EIIL
Un general británico de la coalición anti-Daesh asegura que no se puede evitar las víctimas civiles en la lucha contra el terrorismo.

El mayor general Rupert Jones, uno de los altos mandos de la llamada coalición que lidera Estados Unidos contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), consideró el domingo que las víctimas civiles son “el precio que pagas” para derrotar a Daesh.

Es imposible evitar la muerte de civiles durante los ataques a Daesh, agregó Jones, durante una entrevista con el diario británico The Independent, cuando trataba de justificar la elevada cifra de muertes civiles durante las operaciones de la llamada coalición anti-Daesh para liberar Mosul (ciudad en norte de Irak). Conforme a la organización de periodistas independientes Airwars, entre unas 1200 y 7200 personas murieron durante las campañas en Mosul.

“Hay algunos puntos que hay que considerar. El primero: La guerra es el infierno. Segundo: Mosul es una ciudad con 1,75 millones de personas secuestradas por uno de los grupos extremistas más brutales. ¿Puedes derrotarlos en una ciudad como Mosul sin bajas civiles? Trágicamente, no. Bienvenida la guerra”, dijo en su entrevista.

Del mismo modo, insistió en que es “normal” que haya víctimas civiles durante las campañas militares contra grupos o fuerzas militares que son expertos en combates urbanos y guerras no convencionales, por lo que rechazó las críticas en contra de la llamada coalición anti-Daesh.

No obstante, Allan Hogarth, jefe de la Abogacía de la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI), rechazó los argumentos del alto mando británico y aseguró que la gran mayoría de las bajas civiles podría haber sido evitado con ataques más precisos y el establecimiento de más recursos de socorro y apoyo a los civiles atrapados en las zonas bajo el control de Daesh.

“Creo que sería mejor si el mayor general Rupert Jones gastara su tiempo para considerar más medidas para proteger a los civiles en vez de participar en una carrera a la baja” contra Daesh, dijo Hogarth.

EE.UU. comenzó en agosto de 2014 a bombardear varias regiones de Irak, so pretexto de combatir a Daesh, y amplió el 23 de septiembre de ese mismo año su campaña a Siria en el marco de una coalición en la que participan varios de sus aliados regionales y occidentales.

Tanto el Gobierno de Irak como el de Siria cuestionan la efectividad de dichos bombardeos y critican a la citada coalición por los daños estructurales y las muchas víctimas civiles que han dejado tras de sí sus acciones.

- 2010 DERIOJANOS.COM.AR -