Sheij Feisal Morhell: “Si todos conocieran la palabra del Islam, la seguirían”        Casas pidió votar por quienes defiendan la provincia sin dejarse comprar        Entregan ambulancias, motos y utilitarios adquiridos con fondos provinciales        Inician obras de agua potable en zona del Autódromo Norte        El Gobierno entregó 378 comodatos a vecinos de asentamiento 1 de Diciembre        Colegio Pío XII es campeón en Interescolares de Hándball        Sergio Maldonado: "Todavía no podemos confirmar si es Santiago"        Pullen Llermanos justificó el traslado de Milagro Sala        Europa pide €30.000 de compensación a Israel por demoliciones
 
jueves 19 de octubre de 2017
Contacto  Favoritos  
18/09/2012
Tecnología
En Japón se inventa una armadura para nuestros dientes
Como sabrán, nuestros dientes necesitan ser cepillados al menos dos veces al día, hay que cuidarlos y debemos ir al dentista una vez cada seis meses al menos. En otras palabras, los dientes requieren bastante cuidado. Japón últimamente no parece tan preocupada al respecto ya que ha creado una especie de armadura dental que evitará a las molestas caries.

El esmalte de tus dientes se compone principalmente de hidroxiapatita. La hidroxiapatita es una forma cristalina del calcio, y si bien es bastante dura y resistente, con el tiempo puede ceder al ataque de las bacterias, las cuales se encargarán de hacer un agujero y provocar caries. Recientemente, algunos investigadores de la Universidad Kinki de Japón han logrado crear finas láminas de apatita de 0,004 milímetros de grosor que pueden ser colocadas en el diente para protegerlo. Al parecer la persona que las lleva no se da cuenta de que están ahí y puede comer, beber y hablar normalmente, con la diferencia de que sus dientes están más protegidos que nunca.

Crear estas láminas toma mucho trabajo ya que se requiere el uso de láseres y cámaras de vacío, entre otras cosas. Se espera que se pueda darle usos cosméticos y para tratamientos dentales en un período de 3 años y 5 años respectivamente.

De todas formas, hay una manera mucho más efectiva de evitar las caries: cepillarse los dientes después de cada comida principal, es decir luego del desayuno, almuerzo, merienda y cena. Haciendo esto y cepillando además nuestra lengua todo los días (en ella también se reúnen bacterias) podremos tener los dientes sanos y bien cuidados sin necesitar ninguna clase de tratamiento, y por supuesto sin tener que llevar una “armadura dental”.

---------------------------------

Fuente: Tecnomagazine

- 2010 DERIOJANOS.COM.AR -